Cheescake al estilo New York

Como muchos sabéis me encanta el queso y cuando encontré esta receta no tuve mas que ponerme manos a la obra. Os recomiendo a los amantes del queso y a los que no, ya que despues de probar este cheescake se harán amantes incondionales del queso, que probéis esta receta. Es un cheescake que prácticamente se deshace en la boca. Tiene una textura muy suave.  Sin más preámbulos os dejo la receta aquí.

INGREDIENTES:

450 gr. de queso tipo cremoso (podéis utilizar dos tipos de queso distintos, 200 gr. de uno y 250 gr. de otro, philadelphia, mascarpone… )
150 gr. de azúcar
100 ml. de leche entera
60 gr. de mantequilla
6 huevos medianos
60 gr. de harina de repostería tamizada
20 gr. de maizena
1/2 cucharadita de cremor tártato.
1 cucharadita de esencia de limón
Ralladura de un limón
1 pizca de sal

PREPARACIÓN:

Precalentamos el horno a 150ºC.

Ponemos en un cazo a fuego lento los siguientes ingredientes, el queso o quesos, la leche, la mantequilla y el azúcar. Hemos de conseguir una crema homogénea, se irá removiendo poco a poco. Una vez obtengamos la crema, reservamos.

Separamos las yemas de las claras, y añadiremos las yemas, la ralladura del limón, la esencia y la harina y la maizena que previamente habremos tamizado.  Removemos un poco y lo dejamos reservar.

Montaremos las claras junto con el crémor tártato y la pizca de sal. Una vez montadas las añadimos a la mezcla anterior y la iremos añadiendo poco a poco removiendo con movimientos envolventes para así conseguir que la mezcla no baje mucho.

Preparamos un molde de cake con papel de hornear y o bien se engrasa un poco con mantequilla o con spray de mantequilla.

Se ha de hornear al baño maría durante una hora aproximadamente, puede ser mas o menos, pero antes de sacarlo tendremos que comprobar que pinchando con un palito, éste salga limpio, sinó dejarlo unos minutos mas.

Una vez comprovado que el pastel está hecho, apagaremos el horno y con la puerta abierta dejaremos que repose. Una vez frío lo desmoldaremos y lo meteremos en la nevera, antes de servir se espolvorea con azúcar glass y a disfrutarlo!

Esperamos que os guste esta receta!

Dejar un comentario